Sunday, September 30, 2012

The Plague Continues

The Plague Continues / Fernando Damaso
Fernando Damaso, Translator: Unstated

I had no intention of returning to the issue of state inspectors, which
I addressed on 14 April of this year under the title "Inspectors: the
new plague." However, subsequent events witnessed by me and verified
information given by some vendors on their own, the main victims, force
me to do so.

Let me make myself clear, I am not against State inspection, but I am
against the arbitrary manner in which it is performed and its methods.
Going after a self-employed seller, as if he were a criminal or a
fugitive from justice, at the first opportunity, punishing him with
excessive fines — no lower than 250 pesos national currency the minimum
monthly wage of a Cuban — is not inspecting anything, rather it is a
witch hunt, especially when these inspections are not undertaken of
government facilities, most of which remain dirty and unhygienic, as if
there were no health regulations for them.

To fine a seller of homemade crackers or a vegetable seller 500 National
Pesos because they stayed in one place for more than 20 minutes, is
absurd and unjust. So is fining a candy seller who sells outside a
school, given the demand of some clients, because according to the
inspector this is prohibited because children can make themselves sick
and the school director is responsible for their health. Yet at the same
time the school is filthy, unpainted, with areas and bathrooms closed
off, the drinking water — if there is any — comes directly from the
street, there is a lack of drinking fountains, the hygiene stands out
for its absence, and the students, without any cafeteria, have no lunch,
it being replaced by what's called a "hearty snack" (a little bread with
some pasta and a miniscule glass of soy yogurt), which is not a snack
much less a hearty one.

What is striking is that the voluminous apparatus of inspectors is
directed only against the self-employed, who pay high monthly taxes (600
Cuban pesos to sell cotton candy on a corner). It seems that it is only
them who the authorities are interested in inspecting and it so happens
that by fining them they take away the meager earning they can get, in
order to avoid their becoming rich and a part of the famous 1%, leaving
them to belong to the 99%.

The plague continues making its rounds without any kind of control, and
in the face of the rejection of the majority of the population, who
every day reject it more and support the self-employed vendors, who
offer better and more varied products and services than the
establishments of the State.

September 29 2012

For Old Fashioned Housewives

For Old Fashioned Housewives / Regina Coyula
Regina Coyula, Translator: Unstated

When the washing machine was a gadget of the future, or when it hadn't
reached the distribution it has, washing by hand was an art. Whether in
a bowl, pan or sink, the white suds, but especially the characteristic
whap-whap-whap typical of rubbing clothes between fists, signaled the
presence of a consummate laundress.

As far as I know it was always a women's occupation, men who needed
washing done, with their awkward hand positions, or with a saving brush,
would omit the ritual of soaking the piece over and over again,
immediately accompanied by the whap-whap-whap.

At that time in my past when I gave it my best in the useless Schools in
the Countryside, in the first of these (1967), my bunk mate was Silvia,
a black girl three years older than me, shrewd and flirtatious. Silvia
spent the week with her hair in plastic rollers secured thanks to an
electrical cord wrapped around the ends of each roller.

Every night before bed, without a mirror but with tremendous skill,
Silvia unrolled her rollers and rolled them up again. On Saturdays
Silvia barely combed her hair, where the results of the week's rollers
was clearly evident.

But my admiration for Silvia was in the laundry, where why managed to
return white shirts to their original color after wearing them to work
in the fields. As a part of my conversion from a mama's girl to a "New
Woman" my mother changed my sheets, towel and work pants on the weekly
visit, but the rest I had to wash myself.

I tried to imitate the Silvia's dexterity and her whap-whap-whap, but
didn't accomplish either. My shirts finished those forty-five days
pinkish-brown while Silvia's came back impeccable.

After that I was determined to master the mystery of scrubbing clothes,
and even get the exact rhythm of the whap-whap-whap. I've discovered
that this sound has nothing to do with the efficiency of the wash, so
when I need to wash something really dirty I always use a brush. The
whap-whap-whap is comforting music.

September 27 2012

The Silence of the Cauldrons

The Silence of the Cauldrons / Rebeca Monzo
Rebeca Monzo, Translator: Unstated

Once again they are celebrating another boring anniversary of the
Committees for the Defense of the Revolution (CDR) on my planet. As time
goes on, fewer and fewer people lend their efforts to this farce.

As I was visiting a friend yesterday afternoon in Vedado, I was able to
observe in the formal garden of her building–which still retains the
architectural beauty it had in days past–four neighbors gathered around
a filthy and dented cauldron, poking the logs of a fire that the wind
was determined to put out. They were speaking in loud voices, telling
jokes in bad taste, clad only in shorts and exposing their bare torsos.
It was an image that might well have been found in an engraving from an
old history book about primitive civilizations.

These men were accompanied by three cute little dogs, one of whom had a
woman's name. I made a comment about this to a lady in the elevator with
me. Incensed, she told me it was not just a dog's name, but a bad joke
that showed a lack of disrespect for a neighbor in the building, who had
the same name. To me this was yet another indication of the class of
people to be found making the traditional caldosa* for this event.
During my entire trip home to Nuevo Vedado it was the only preparation
of this sort I was able to observe. It must have been because it was
still early.

Something else I noticed was that the smells coming from the cauldron
were neither pleasant nor unpleasant in spite of the fact that something
was obviously boiling in it. I then realized that almost no one from the
CDR – at least not on my block – went door-to-door requesting food
donations for the celebration's communal pot any more as they often did
some years ago. Certainly, food is not only scarce but the prices are
excessively high and almost no one is in a position to give it away.
Besides, there are ever fewer people attending these events since in
their own homes many have to confront on a daily basis what could be
described as – to paraphrase the title from an old film – the silence of
the cauldrons.

Translator's note: Caldosa is traditionally a thick broth or stew.After
the Cuban revolution cooking it became a communal event in which
neighbors brought whatever ingredients they had at hand. Some say this
came about because of food scarcity; others believe that the change had
more to do with the collective emphasis of socialism. (Source:

September 28 2012

Cuba plans to increase biofertilizer production

September 30, 2012 -- Updated September 30, 2012 12:42 HKT

Cuba plans to increase biofertilizer production

Cuba has approved an investment program to build several plants to
produce biofertilizers and biopesticides, as part of its efforts to
revitalize the depressed agricultural sector, a senior official said.

Attending an international forum "Labiofam 2012″ which closed here
Friday, Minister of Agriculture Gustavo Rodriguez said Labiofam would
establish the new plants in a three-year period.

Labiofam is Cuba's most important group devoted to the production of
biotechnological products for agriculture and medicine.

Besides providing farmers with biofertilizers and biopesticides, the
project aims to maintain yields, import substitutes and protect the

Rodriguez said scientists were seeking nutritional alternatives for the
soil to reduce the use of high doses of mineral fertilizers, including
nitrogen, phosphorus and potassium.

Cuba has some 350,000 farmers engaged in food production for a
population of 11.2-M.

Cuba imports each year 80 percent of its food, with a bill fluctuating
between US$1.5 and 2-B.

The revival of agriculture to increase food production on the island is
considered an "urgent challenge" and a matter of "national security,"
Mr. Rodriguez said.

Costa Rica rejects high number of medical graduates from Cuba

Costa Rica rejects high number of medical graduates from Cuba
Chrissie Long 30 September 2012 Issue No:241

Graduates of Cuba's Escuela Latinoamericana de Medicina, or ELAM, are
"gravely deficient" in their preparation to practise medicine, the head
of Costa Rica's most celebrated medical school told journalists last month.

Of the 138 graduates who failed the medical licensing exams in Costa
Rica, 59 were graduates of ELAM, said Ricardo Boza Cordero, director of
the medical programme at the University of Costa Rica.

According to Boza, the students were largely behind in fundamental areas
including paediatrics and gynaecology-obstetrics, and failed to achieve
passing scores in the 11 exams administered.

"Taking into account that some who will practise as doctors in Costa
Rica come from foreign universities, we have to make sure they
understand the particulars of our national medicine," he told news sources.

"We made the decision to institute a general exam that evaluates their
knowledge of basic subject matters in the curriculum and clinical

The fact that 43% of those who failed the licensing exam studied in Cuba
comes as a surprise to those familiar with the health system there.
Doctors from Cuba, a country that has long been known as an epicentre of
medicine in Latin America, have been sent all over the world to aid in
health missions in disaster zones.

The country boasts one of the highest life expectancies in the
hemisphere and excellent healthcare coverage rates, according to the
World Health Organization (WHO). Venezuelan President Hugo Chavez sought
medical care on the Caribbean island when he was diagnosed with cancer
in June 2011.

Lack of congruence in curriculum?

But the issue may not be one of quality of education, but the lack of
congruence in curriculum. While Costa Rica may be putting emphasis on
some subject matters, Cuba could be preparing students for other areas
of focus.

The majority of the medical students who failed the test are graduates
of ELAM, a university established in 1999 to provide medical care to the
world's poor.

The university accepts economically disadvantaged students from all over
the world and, through a six-year, free programme run by the Cuban
government, prepares them to practise medicine in their home country.

Boza did admit that the ELAM and Costa Rican curricula were not aligned
in at least 80% of the subject matters. The students were tested on the
20% in which the curriculum diverged under a new examination system
introduced this summer.

Many of the students who took the exam have since protested, claiming
they should have been grandfathered into the old testing methods – that
it, they should not be disadvantaged by the new exam rule, because they
were part of the rule that came before it.

ELAM graduates face hurdles elsewhere

Costa Rica is not the only country in which ELAM graduates are facing
hurdles in licensing exams.

According to a 2010 WHO article: "Their degrees must be validated by
sometimes reluctant medical societies and, even once they receive
validation, there may be no jobs waiting for them in the public sector
where they are most needed."

According to André-Jacques Neusy, executive director of the
Belgium-based non-profit Training for Health Network, who has studied
innovative medical schools throughout the world and is familiar with
ELAM, the Cuban medical school is well aware of the challenges of
integrating graduates into the health systems of other countries.

"ELAM has many graduates in many countries," he said, "and in many parts
of the world, they are not accepted.

"Part of it is Cuba being Cuba," he added, referring to the political
hurdles. "Another issue is that the receiving countries may not have the
capacity to absorb additional doctors. There may not be enough jobs."

In Honduras, graduates from ELAM were excluded from a residency
programme because the government simply did not have enough funds to
extend to them.

By contrast, in Uruguay last month, 90 graduates of ELAM were accepted
into medical practice, news sources there reported.

Referring to the situation in Costa Rica, Neusy said: "I find it hard to
believe that the students were rejected on aptitude alone."

Rachel True, who has been collaborating with ELAM through a US-based
non-profit known as MEDICC, which focuses on enhancing health
cooperation between the two countries, said the issue of accreditation
is very possibly political.

"With anything having to do with Cuba, there are politics involved," she

Prepared to practise in under-served areas

In True's experience, graduates are uniquely prepared to practise
medicine in under-served areas. Because there is such a strong emphasis
on community engagement and social accountability, the students who
graduate from ELAM have a strong desire and a thorough training to
improve health among impoverished populations.

"ELAM does a better job than we do in the United States of preparing
doctors to enter social service," True said.

"Studies have shown that students enter medical school in the United
States with a very high level of altruism. They want to do good. But
that drops off significantly as they approach graduation because they
have to find ways to repay their debt.

"In the ELAM programme, students don't have debt."

True, who tracks the 200 students-graduates of ELAM who have returned to
the US, said the students are very well prepared. "Many of them have
entered residency and have been successful."

Costa Rica saturated with doctors

The students returning to Costa Rica faced the unfortunate situation of
a health system saturated with doctors.

The ELAM graduates are competing with doctors not only from the
country's prestigious public schools, but also from a number of private
universities that have surfaced in recent years.

The country is also trying to position itself as a medical tourism
destination for North Americans and Europeans looking for more
affordable medical care. For that reason, quality control is of high
importance, not only for the Costa Rican government but also for the
country's medical schools.

Boza brings that point home: "The University of Costa Rica needs to
guarantee the preparation and high standards of all the professionals
that come to the country with a degree in medicine and surgery obtained
from a foreign university, with the goal of guaranteeing the welfare and
health of all the inhabitants of the country as well as maintaining the
high standards of quality in the medical sector."

For the ELAM graduates who didn't pass the new examinations? The
university is considering letting them take the exams retroactively.

Polémica por crítica a hospital en Cuba

Publicado el domingo, 09.30.12

Polémica por crítica a hospital en Cuba
Juan Carlos Chavez

Un portal oficialista cubano salió al frente de un debate en las redes
sociales y la prensa internacional sobre la veracidad y contenido una
carta que critica abiertamente las condiciones e infraestructura de
servicios del Hospital Calixto García, construido a principios del siglo
XX cerca de la Universidad de La Habana.

La carta circuló hace varios días denunciando la situación interna del
hospital y los cuestionamientos de su personal médico y las necesidades

El pasado 20 de septiembre el contenido de la carta fue revelado por el
portal Cubaencuentro. Los nombres de los firmantes no se dieron a
conocer. Dos semanas después, el sitio oficialista Cubainformación,
radicado en España, dijo tener la verdadera misiva.

El sitio se quejó que el contenido de la carta que circulaba no estaba
completo. Dijo que se omitieron frases y que los médicos firmantes se
comprometieron a colaborar en la solución de sus graves problemas, entre

En la carta se menciona que el hospital está destruido "en su estructura
física, por su edad e innumerables reparaciones de pésima calidad y
corta duración". Asimismo pone en evidencia la falta de importantes
recursos en la atención a los pacientes "por distribución inadecuada,
por gestiones insuficientes o por exceso de trabajo ante la reducción de
la actividad en otros centros por causas similares".

Entre otros asuntos de interés también se mencionan problemas vinculados
al trabajo diario de los médicos de turno.

"El deterioro humano y mental acompañante por la pérdida de la mínima
atención al hombre, que bajo largas jornadas de trabajo gratuito en un
número importante de horas, y en un país donde las gratuidades se
terminaron, tienen un confort para su trabajo que está por debajo de la
de cualquier lugar pobre del mundo", dice la carta.

Los cirujanos ganan unos 600 pesos al mes, aproximadamente $21, y los
hospitales deben solicitar a menudo a sus pacientes que traigan sus
propias sábanas, jabón y bombillos. Las enfermeras hacen dinero extra
por inyectar en las casas, y los dentistas cobran por debajo de la mesa
por la anestesia, según reportes y averiguaciones realizadas este año
por El Nuevo Herald.

La crisis sanitaria del Calixto García ha ido a la par de hechos
relacionados anteriormente con malas administraciones en otros centros
de salud. En el 2011, alrededor de 13 administradores y miembros del
personal en el hospital psiquiátrico de La Habana, popularmente conocido
por Mazorra, fueron sentenciados de cinco a 15 años de prisión por la
muerte de 26 ancianos durante una ola de frío en el 2010. El personal
supuestamente robó comida, cobijas y suministros médicos que habían sido
destinados a los pacientes.

La historia impura de cada día

Publicado el domingo, 09.30.12

La historia impura de cada día
Raúl Rivero

Madrid – Hay en el mundo un grupo de profesionales de la prensa que pasa
por alto los inflamados debates contemporáneos sobre el futuro del
periodismo en el papel, la crisis económica, los recortes de la
publicidad y los desafíos técnicos de los nuevos soportes. Ellos están
agobiados por asuntos de otra gravedad. De otra dimensión. Y son los
hombres y las mujeres que, en Cuba, se levantan todas las mañanas a dar
noticias, a dar sus opiniones, a escribir sin ordenanzas ni escoras
impuestas sobre la realidad de su país.

Están ahí, en las calles y los caminos, desde hace muchos años y con su
trabajo diario, su rigor y su ambición por describir la sociedad donde
viven y desentrañar los torvos mecanismos que la empantanan, han dejado
sin credibilidad ni espacio decente a los panfletos oficiales en su
misión de vender a toda costa el dibujo vano de una nación sin geografía
ni vida.

Quienes hacen en la isla el periodismo independiente, perseguidos,
acorralados, denostados y en peligro permanente de ir a la cárcel
mediante leyes espurias, en la intemperie y con pocos recursos, no han
querido hacer una demostración fugaz de coraje con enfrentamientos al

No se proponen inscribirse en los manuales o en las antologías de
consagrados del oficio. Esas personas, sujetas a todas las privaciones,
los olvidos y las carencias de los marginados, lo más importante que
muestran cada jornada es un respeto infinito por esa profesión y por los
lectores. Un compromiso hondo, casi sobrenatural, con la honestidad en
su decisión de contar la historia hora por hora.

Algunos nombres, como el de Luis Cino, Jorge Olivera Castillo, Tania
Díaz Castro, Iván García, Juan González Febles, Laritza Diversent y
Víctor Domínguez, son reconocibles como parte de esa corriente tenaz. Se
han hecho más visibles por la calidad de sus piezas y porque algunos
llevan casi dos décadas sin levantarse de la silla frente al teclado ni
olvidar los lápices y los bolígrafos.

Hay representantes de ese grupo de profesionales en muchas provincias
del país. La fuerza bruta y las amenazas no han impedido que el
periodismo alternativo, con sus diferentes variantes y calidades,
continúe su labor mediante nuevas agencias que contribuyen a mantener
abierta le brecha clara en la sombra que tratan de afianzar los medios

Por esos profesionales se conoce al detalle la verdad de lo que pasa en
el escenario estancado y complejo en el que se tienen que mover los
cubanos. Por sus reseñas se tiene información precisa sobre la
intensidad de la represión policial en contra de los opositores
pacíficos y las Damas de Blanco, y hay noticias diarias que llegan desde
las grandes ciudades hasta los bateyes, las cárceles, los sitios más
intrincados y apartados que están entre el Cabo de San Antonio y la
Punta de Maisí.

Ellos tienen encendida esa luz.

Cuba va a deportar a cuatro periodistas italianos

30-09-12 | Política

Cuba va a deportar a cuatro periodistas italianos

Los periodistas habían viajado a la isla para entrevistar en exclusiva
al cubano Reiver Laborde Rico, de 24 años, acusado por la Justicia
italiana de ser cómplice en el asesinato de un matrimonio el pasado 19
de agosto en la localidad de Lignano Sabbiadoro. Su media hermana,
Lisandra, se encuentra detenida en Italia tras haberse confesado como la

Según fuentes diplomáticas, los cuatro fueron detenidos en Cuba el
viernes pasado por realizar tareas periodísticas sin los documentos
adecuados. Al parecer, llevaban pasaportes con un visado turístico y no
el exigido para la prensa. Fueron juzgados y liberados el sábado por la

Los detenidos -la cronista Ilaria Cavo del telediario TgCom 24, del
grupo Mediaset; su camarógrafo, Fabio Tricarico; el redactor del diario
Messaggero Veneto, Domenico Pacile y el fotógrafo del Corriere della
Sera Stefano Cavicchi- afrontaron un proceso administrativo y no penal.
Se espera que sean deportados en las próximas horas.

Tras varias horas de detención, los periodistas fueron puestos en
libertad, pero explicaron que todo el material gráfico y audiovisual que
habían realizado fue destruido. Los reporteros fueron arrestados en
Camagüey, cuando seis agentes entraron en casa del sospechoso mientras
le estaban entrevistando y les condujeron a La Habana.

El diario Messaggero Venero publicó un artículo de Pacile con
declaraciones de Reiver Laborde Rico, en la que el joven cubano afirma
que es inocente y que no había huido a Cuba, sino que tenía desde hace
tiempo su vuelta programada ya que iba a nacer su segunda hija.

Asimismo, asegura que su hermana no cometió el homicidio y que la
Policía italiana "le ha obligado a decir estas cosas". Las víctimas
italianas, Rosetta Sostero y Paolo Burgato, fueron halladas degolladas
el pasado 19 de agosto en su casa y según los investigadores conocían a
los asaltantes.

El arresto de Lisandra fue posible gracias a los análisis del ADN de las
muestras halladas en el lugar de los hechos, que revelaron, además, que
los autores del asalto eran un hombre y una mujer. Los investigadores
creen que el motivo del crimen fue un intento de robo que fracasó y que
acabó en el doble asesinato.

La huelga que Martí se inventó


La huelga que Martí se inventó
Francisco Morán
Dallas 30-09-2012 - 8:30 am.

Documentos escamoteados prueban que en México puso su imaginación al
servicio de empresarios en contra de obreros. Un adelanto de estudio
sobre José Martí y la cuestión obrera.

Tantas veces se ha intentado tirar de Martí para acercarlo al socialismo
y/o al marxismo como se han refutado esos mismos intentos. Las primeras
de estas intentonas suelen ser —no sin razón— lecturas producidas en la
Isla, particularmente a partir de los años setenta. Ahí están para
demostrarlo: Algunas ideas de José Martí en relación con la clase obrera
y el socialismo (1970), de José Cantón Navarro; "Un 'socialista'
mexicano: José Martí" (1974), de Paul Estrade; El primer Delegado
(1975), documental de Santiago Álvarez, y "Algunos problemas de una
biografía ideológica de José Martí" (1979), de Roberto Fernández
Retamar, entre otros muchos ejemplos que podrían citarse. Y quien más
consistentemente denunció y cuestionó la apropiación marxista de Martí
fue Carlos Ripoll. Cabe recordar, sin embargo, que no fue con la
revolución cubana que comenzó el debate en que terció Ripoll.

Tanto Martínez Bello como Estrade, Fernández Retamar y Cantón Navarro
intentan agenciar a Martí al marxismo, o al socialismo, fundamentalmente
a través de una o dos de las siguientes vías: el reconocimiento martiano
de la lucha de clases y, sobre todo, de su solidaridad con las luchas
obreras. Sin embargo, hasta ahora, nadie ha estudiado este asunto a fondo.

Respecto a la cuestión obrera, Estrade llega a afirmar de la etapa
mexicana de Martí que "sea por motivos personales, sea por influencias
amigas, sea por oficio o por genio, [éste] fue capaz de sentir la fuerza
obrera incipiente, intentando comprender, con toda buena fe, desde luego
no exenta de prejuicios, sus inquietudes y anhelos". Y agrega: "Por eso
se hizo cronista del movimiento huelguístico" ("Un 'socialista'", 41).

Desde luego, no indaga en esos prejuicios que menciona.

Las huelgas mexicanas de Martí

La primera y más larga estancia de Martí en México —que es de la que me
ocupo en estas líneas— se extiende desde febrero de 1875 hasta el 30 de
diciembre de 1876. En ese período publicó fundamentalmente en Revista
Universal, cuyo editor y propietario era Vicente Villada. Dicha
publicación contó con el patrocinio oficial del presidente Sebastián
Lerdo de Tejada, cuyos esfuerzos reeleccionistas y política apoyó
incondicionalmente. La Revista publicó su último número el 19 de
noviembre de 1876, y dos días más tarde Lerdo abandonó el país sin
renunciar a la presidencia ante el avance de Porfirio Díaz.

Sus últimos artículos en México Martí los publica en El Federalista,
otro de los periódicos oficialistas. En Revista Universal firmó como El
Corresponsal, Anáhuac, José Martí y Orestes, siendo este pseudónimo el
que usó en la mayor parte de sus colaboraciones. Por otra parte, según
Franyutti, el 14 de marzo de 1875 Martí sustituyó a Juan de Dios Peza
"en la redacción de gacetillas sin firma de la sección 'Ecos de todas

Dejando a un lado aquellos textos que no firmó en "Ecos de todas
partes", podemos decir que Martí tuvo una triple instancia autorial en
Revista Universal: fue Orestes, el boletinista mexicano[1]; José Martí,
el periodista cubano defensor de la causa independentista que polemizó
con los periódicos españoles en México: La Iberia y La Colonia española.
Y cuando firmó como La Revista en los editoriales de que se hizo cargo
fue Revista Universal. No hay que tomar a la ligera, por cierto, este
"desorden de la personalidad".

En Revista Universal Martí escribió sobre los asuntos más diversos:
teatro, literatura, política, el problema indígena, los conflictos con
Estados Unidos, Cuba, las huelgas obreras, y hasta de temas económicos
como el proteccionismo y el libre cambio (Franyutti, 48). Se hizo cargo
del "Boletín", que alternaba con otros escritores como Pílades. (Según
un diccionario de seudónimos, Pílades era el del cubano Antenor Lescano,
que ya trabajaba en Revista Universal a la llegada de Martí.[2] Sin
embargo, los editores de la edición crítica de las Obras Completas de
Martí nos dicen que se trataba del escritor José P. Rivera, que también
alternaba con Martí en Revista Universal.)

Es importante señalar que en el cuadro de la Redacción aparecía J.
Martí, pero no Orestes. Franyutti cita el testimonio de Juan de Dios
Peza, según él cual Martí "[e]ra el primero que llegaba y el último que
salía [de Revista Universal]", y añade que "como decía Guillermo Prieto,
si hubieran faltado anuncios, Martí los hubiera inventado" (Franyutti,
78-9). Los boletines y los editoriales eran, sin duda, las dos secciones
de mayor peso en Revista Universal desde un punto de vista estrictamente
editorial. Ambos aparecían en la primera página y en comparación con
otras secciones, se les concedía mayor espacio. Los boletines se
ocupaban de discutir y reseñar eventos políticos, económicos y sociales
de actualidad. La fuente de los boletines de que me ocupo es la edición
crítica. En tal edición se incluyen muchas colaboraciones de Martí en
Revista Universal que no aparecen en las ediciones previas de las Obras
Completas, de modo que esta es la fuente más completa con que contamos,
particularmente para el período mexicano de 1875-1876.

Entre la llegada y la partida de Martí, se produjeron seis huelgas
obreras en el valle de México, a lo que hay que agregar, por su
repercusión nacional, la huelga de estudiantes de 1875. De esas huelgas,
la de sombrereros (abril-julio, 1875) fue la de mayor repercusión. Hizo
que en el Colegio Nacional de Abogados se debatieran los aspectos
jurídicos y legales de las huelgas, y también fue objeto de amplia
discusión en el Liceo Hidalgo y en la prensa obrera de la época. El
aspecto más debatido fue la legitimidad misma de la acción huelguística,
y el consenso general fue que a los sombrereros les asistía ese derecho.
Pero lo que a mi juicio no se ha visto —o no lo suficiente— es lo que
significaba, de hecho, legitimar la huelga de los sombrereros: que no
había que esperar que todas las huelgas serían aceptadas.

Si asumimos que escribir sobre un acontecimiento implica reflexionar
sobre él, considerar, por ejemplo, sus motivos, sopesar sus diferentes
aspectos, es decir, dedicar tiempo y escritura a elaborar un criterio
sobre él, habría que empezar por refutar de plano la tesis de Estrade de
que Martí se hizo "cronista de huelgas". Martí escribió sobre la de los
sombrereros, y en el boletín que le dedicó apenas unas cinco líneas
ofrecen un juicio sobre la huelga. Juan E. Mestas, quien afirma que esta
huelga representa "un momento crítico en el desarrollo del pensamiento
social de Martí", y que esto "lo lleva a tomar partido con los
trabajadores, no solo de palabra, sino de hecho", no puede dejar de
notar que "gran parte del artículo […] es un reproche a los artesanos
por no haber asistido a una velada teatral, organizada por el propio
Martí, en beneficio de los sombrereros" (Mestas, 32-3, énfasis mío).

Mestas comete un error que tiene un efecto contraproducente: Martí no
organizó la función y, toda vez que se ocupa principalmente de reprender
a los artesanos por no asistir a una función organizada por él,
sugeriría que esa reprimenda tiene su origen en la vanidad herida.

La 'huelga de los impresores'

La única huelga sobre la que Martí realmente escribió fue la de los
impresores de Revista Universal; es decir, una huelga de operarios del
mismo periódico para el que trabajaba él. El boletín del 13 de julio de
1875 se titula así, a secas: "La huelga de impresores". Pero aparece
aquí un problema: los que han estudiado el movimiento obrero en México y
le han dedicado atención a las huelgas no mencionan esa huelga. Martí,
es decir, Orestes, es la única fuente sobre esta huelga. ¿Cómo explicar
esto? ¿Por qué nadie, excepto Martí, habla de esa huelga?

Es que no hubo tal huelga. Se trata de una fabricación. Pero ¿por qué?
¿Cómo explicarnos la aparente dificultad de Martí para reconocer las
huelgas que ocurren ante sus ojos —como la de los sombrereros— en
contraste con la facilidad con que se apresta a reconocer, en cambio,
una huelga que no fue? Veamos como empieza ese boletín:

"¿Es justa? Esta pregunta han debido hacerse los que la hacían,
pretendiendo seguir las huellas de otros que tenían perfecto derecho
para realizarla.

Nosotros hemos defendido la huelga de los sombrereros, y defenderíamos
la de los impresores, si estos tuvieran igual razón que aquellos:
nosotros hubiéramos comenzado por no darles derecho a separarse de
nuestra casa.

Los fabricantes quisieron oprimir a los obreros de sombrerería, cuando
su ganancia era la misma; quisieron rebajar el salario de los artesanos;
se apoyaban para esto en la certidumbre poco honrada que tenían de que
los obreros cederían a su opresión, porque si no aceptaban la rebaja, no
tendrían trabajo, y sufrirían hambre y miseria.

Se oprimía a los que no tenían medio de defenderse: ¿se ha hecho esto
con los impresores de la capital?

¿Se les ha rebajado algo de la tarifa acostumbrada?

¿Han crecido las ganancias de los dueños de la imprenta?

¿Ha querido ofenderse la dignidad de los obreros impresores?" (Obras
Completas, 2, 119)

Martí, que en realidad no comenta la huelga de sombrereros en el boletín
que le dedica, ahora sí lo hace, y su apoyo a aquella huelga resulta
inequívoco. ¿Por qué ahora sí? Porque, como puede verse, la justeza de
la huelga de los sombrereros sirve de soporte para negarle lo mismo a la
de los impresores. Utiliza, pues, el caso de los sombrereros para
justificar la medida represiva de Revista Universal, la misma revista
para la que trabaja, la que le paga.

Conste que Estrade percibe que Revista Universal no jugó limpio, solo
que prefiere no indagar en el asunto. Así, en una nota al pie sugiere
que el motivo de la Revista para despedir a los trabajadores había sido
otro que el de la supuesta huelga: "Se trataba de preparar un número de
la Revista Universal, en el que se dieran noticias de las elecciones a
diputados del domingo 11 de julio. Aunque lo calla Revista Universal, la
verdad es que los cajistas y tipógrafos de México constituyeron aquel
día la Sociedad Regeneradora del Arte de Gutenberg. Según El Federalista
(13 de julio de 1875), asistieron trecientos impresores, quienes
acogieron a Luis G. Rubin como presidente, y a Vicente Reyes como
secretario de su nueva organización" (42).

Por Estrade sabemos también que la posición de Martí encontró
resistencia dentro y fuera de la propia Revista. Dentro, Guillermo
Prieto —uno de sus principales redactores— polemizó con él. Fuera, por
el periódico obrero El Socialista, polemizaron Juan de Mata Ribera,
editor, y Espartaco, redactor. Y el asunto resulta más revelador en el
sentido de que El Socialista estaba lejos de ser un periódico de
izquierdas. Por el contrario, era más bien reformista y apoyó —como
Revista Universal— la reelección de Lerdo de Tejada.

Martí, bajo el seudónimo de Orestes, publicó su boletín el 13 de julio,
y al día siguiente Juan de Mata Ribera, editor de El Socialista,[3] le
escribió una carta al editor y dueño de Revista Universal, desmintiendo
la historia de Orestes y aprovechando la ocasión para recordarle que la
situación de los impresores no era la panacea que él había pintado: ni
había existido huelga, ni los impresores gozaban del trato ideal
descrito por Martí.

Éste, bajo el seudónimo de Orestes, escribió en el boletín del 15 de
julio: "Dícense cosas falsas acerca de la penosa determinación que se
vio obligada a hacer uso la Revista". Y luego, en el del 21 de julio,
alude a "un periódico simpático, injusto", sin dignarse a reconocer qué
periódico es. El hecho es significativo porque Martí debatió, con
frecuencia, con otros periódicos cuya existencia, por el mero hecho de
responderles, reconocía, como fue el caso de La Iberia, La Colonia
española, contrarios a la independencia cubana, y otros más. Y, sin
embargo, no quiere nombrar a El Socialista.

Contra la huelga inventada por Martí

Dejo a los lectores con la "Carta Abierta" de Juan de Mata Ribera. No
tengo espacio para comentarla, ni entrar en un análisis que dejo para el
libro. Hasta ahora, tanto Estrade como los editores de la edición
crítica de las obras martianas le han restado importancia al debate con
El Socialista. Estrade se limita a decirnos que: "En el decano de la
prensa obrera [El Socialista] conocen bien a Martí. Alguna vez lo
criticaron por su comentario partidario sobre la supuesta 'huelga' de
los impresores, y él supo acoger dignamente las advertencias del
'periódico simpático'" ("Un 'socialista'", 44).

Estrade entrecomilla ahora "huelga" para sugerir también que, en efecto,
no hubo tal. Al mismo tiempo, trata de salvar la reputación de Martí.
Nos dice que en El Socialista le hicieron advertencias. Pero no se trató
de advertencias, sino que refutaron rotundamente su historia e hicieron
pública la mentira. Y en lo que atañe a la supuesta digna acogida de
esas "advertencias" por parte de Martí, Estrade no da pruebas de ello. Y
no las da porque no puede hacerlo: Martí enterró la cabeza en la arena y
no respondió a lo que se le dijo en El Socialista.

De más está decir que la "Carta Abierta" de Mata Ribera no había sido
reproducida hasta ahora por ninguno de los estudiosos de Martí, aun
cuando se conocía su existencia desde por lo menos 1974. Así como
tampoco se han dado a conocer los dos textos firmados por Espartaco, ni
el que habría escrito Guillermo Prieto (que no hemos podido localizar).
Estrade solo cita las líneas finales del segundo de los artículos de
Espartaco con el explícito propósito de cancelar la discusión. En una
nota al pie, comenta Estrade: "A Martí, por su boletín del 15 de julio
de 1875, le contestó Espartaco (?) en El Socialista del 18 de Julio de
1875, bajo el título 'Los impresores'. Reanudó Martí la polémica el 21
de julio de 1875, pero sin insistir, y cuatro días más tarde pudo dar
fin Espartaco al asunto: 'Hoy que ya concluyó toda divergencia entre
nosotros, tendámonos la mano con la franqueza de amigos y con la lealtad
de hermanos'".

Martí no reanudó la polémica como afirma Estrade por la sencilla razón
de que la evadió en todo momento. Pero dejaremos lo que escribió el 21
de julio para las conclusiones.

Estos textos son importantes porque nos permiten recuperar un momento de
particular significancia en que a Martí lo ripostan y desafían desde el
lado del cual, supuestamente, estaba su solidaridad. El lector que se
interese en el asunto puede repasar los boletines de Orestes del 13, 15
y 21 de julio y cotejar lo que dice con lo que expresa Juan de Mata
Ribera, en la carta que a continuación se reproduce:

Carta Abierta

Sr. D. Vicente Villada

México, a 14 de julio de 1875

Estimado compañero y fino amigo:

En el ilustrado periódico que vd. dignamente dirige, apareció, el
martes, un artículo que trata de la huelga de los impresores.

Pasaría, sin contestar las apreciaciones que en él se hacen, si estas no
fueran de trascendencia tal que previniesen a los artesanos en contra de
sus hermanos los tipógrafos, haciendo aparecer a estos como ingratos a
los distinguidos favores que les dispensan sus patrones, y sobre todo,
si ellas no sentaran como base que los impresores están perfectamente

Espero que mi distinguido amigo, el Sr. Vicente Villada, me disimule
distraer su atención con esta carta y se sirva hacerla publicar, en
prueba de imparcialidad, en las columnas de la Revista Universal.

* *

Se habla de la huelga de impresores, como de un hecho consumado o
decidido, y en esto están equivocados los señores redactores del citado
periódico. Aún no se trata de eso. Se desea, y se está llevando a cabo,
la perfecta organización de la Sociedad regeneradora del arte de
Gutenberg, no porque la antigua no haya correspondido a los fines y
deseos de los iniciadores, sino porque, esencialmente mutualista, su
reglamento prohíbe tratar otras cuestiones que las de beneficencia, y
también porque no hay en ella una mayoría de individuos que lleven el
honroso título de impresores.

Se aspira a que todos los artesanos empleados en las imprentas estén
asociados; a que, una vez reunidos, manifiesten sus quejas, a fin de
lograr el remedio de ellas; a la uniformidad en la remuneración del
trabajo, en consideración a la categoría del establecimiento y la
inteligencia de los operarios; a que los pagos se hagan con regularidad;
a que cese el abuso de los maestros, que explotan a los aprendices sin
enseñarles nada; y, en fin, a cortar de raíz toda clase de abusos que ya
vienen a ser endémicos, y que si se prolongaran alejarían a todos
aquellos jóvenes instruidos que se dedican a la imprenta queriendo
adoptar una profesión decente y lucrativa.

La huelga está muy distante de los propósitos de los impresores: es el
recurso extremo que se debe tocar en las transacciones del capital y el

Y, sin embargo, los juiciosos redactores de la Revista, preguntaban:
¿Será justa?

Si todas las imprentas estuviesen en manos de artesanos tan honrados
como el propietario y administrador del periódico que hace la
interpelación, diríamos que no; pero pero no se podrán negar los abusos
que en otras se cometen deteniéndoles con pretextos fútiles la mezquina
remuneración de su trabajo 15 o 20 días; haciendo velar en los
periódicos hasta horas avanzadas de la noche, sin considerar
pecuniariamente este sacrificio, que quebranta la salud de los cajistas
y minora su vida; permitiendo que los escritores hagan tal número de
correcciones en las pruebas, que los oficiales pierden las mejores horas
del día sin más recompensas que cuando, por desgracia el redactor puso
un barbarismo, aparezca en el periódico un párrafo rectificándolo y
haciendo responsable al cajista de lo ocurrido.

Preguntaba el citado periódico ¿si se ha rebajado algo de la tarifa

Quién mejor que usted y Agapito Piza[4] pueden contestar a ello. [¿]No
recuerdan ustedes que cuando eran aprendices sus maestros los
gratificaban con cantidades que hoy, ni los mejores oficiales obtienen a
la semana?

¿Por qué las imprentas Díaz de León y la de Palacio, conservan a los
mejores cajistas? Porque estos establecimientos en algo han considerado
los precios de pago antiguos, y como remuneran regularmente claro es que
tienen derecho a que los trabajos sean allí desempeñados con conciencia.

Pero [¿]qué me diría usted de las imprentas que, teniendo una multitud
de aprendices, les pagan como a tales, pero con el carácter de
oficiales? ¿Podrá un antiguo cajista nivelarse con ellos en trabajo y
remuneración? Claro es que no.

Si no han crecido las ganancias de los dueños de imprenta, no es culpa
de los impresores, quienes, por hacerse la guerra entre sí, sólo basan
sus ganancias en lo que pueden cercenar a los trabajadores, y no en las
buenas impresiones, que les atraería crédito en el mercado y utilidades

Preguntan, por último, los señores redactores de la Revista ¿si se ha
querido ofender la dignidad de los obreros impresores?

Distingamos: los obreros impresores que tienen dignidad jamás permiten
que se les ultraje; a la humillación prefieren la miseria. Para los que
desconocen la dignidad, igual es todo.

En fin, Sr. Villada, el paso dado con los cajistas que, olvidando sus
deberes, no concurrieron el domingo al establecimiento de usted, fue
duro, pero no seré yo quien lo censure. Estoy por la disciplina. Solo me
parece que sería de desearse que al obrero se le manifestara al hacer su
contrato de trabajo, a qué se obliga y cuál debe ser su remuneración en
las horas extraordinarias, para recurrir en último resultado a las
medidas extremas.

Bien sé que usted siente, como yo, lo ocurrido; pero creo no se pueden
tachar de desgraciados[5] a los oficiales despedidos, porque entre ellos
se encuentran personas que antes de que usted fuese propietario de la
Revista, sufrieron todas las penurias de sus editores y trabajaron
semanas enteras sin que se les diese un centavo.

Esperando que mi antiguo compañero de trabajo dispense que le haya
distraído por tanto tiempo su atención, me repito, como siempre, su
adicto amigo y humilde servidor.

Juan de Mata Ribera

(El Socialista, núm. 133. Año V. Domingo 18 de julio de 1875. p. 1)


Lo primero es insistir en que Martí no inventa simplemente una huelga de
operarios de Revista Universal. Cuando cuestiona el derecho de los
impresores a la huelga se basa en que éstos, a diferencia del caso de
los sombrereros, no habían sido maltratados por "los dueños de
imprenta". Es decir, fabrica una huelga de impresores de toda la capital
—no solo de Revista Universal— y defiende contra el derecho de éstos el
comportamiento de los dueños de toda la capital.

La injusticia de Revista Universal se vuelve más palpable por lo lejos
que tiene que llegar Orestes para justificar el despido de los
trabajadores. Y comprobamos que está dispuesto a mentir tanto como haga
falta. Decía Estrade que Orestes había reanudado la polémica con
Espartaco en el boletín del 21 de julio, pero sin insistir. Veamos qué
fue lo que dijo Orestes: "Lee ahora el boletinista un periódico
simpático, injusto sin embargo en apreciaciones que no quedarán sin
respuesta". Y cierra de este modo: "No se restablece la igualdad entre
las clases, halagando la soberbia de los que, por lo que fueron
oprimidos, están siempre dispuestos a ser exagerados en la petición de
sus justísimos derechos. Háblese a los artesanos con voz de justicia:
avergüéncese aquel que les hable con perniciosas palabras de lisonja"
(Obras Completas, 2, 133).

La amargura con que Martí concluye dejar ver a las claras cuán simpático
le era El Socialista. Tanto, que no se digna siquiera a reconocerlo, a
nombrarlo. Añadamos esa mentira a la cuenta. A Martí le preocupa que se
halague la soberbia de los que "fueron oprimidos". Fueron: pasado, se
acabó. La opresión es cosa del pasado. A los oprimidos siempre se les
puede ir la mano y exagerar en la petición de "sus justísimos derechos".
Son justos y exagerados; tienen razón y no la tienen.

Incapaz de juzgarse a sí mismo, Martí está listo para avergonzar y
humillar a los además: "avergüéncese aquel que les hable con perniciosas
palabras de lisonja" a los oprimidos.

Jacques Rancière afirma que el obrero emancipado "no representa a un
grupo o a un ambiente". Tampoco es "un obrero de vanguardia, un
trabajador cualificado, un artesano de élite" ("La escena", 7). La labor
de la emancipación consiste primero en "dar las propias razones y las
propias cifras, refutar las de los otros, establecer que las propias
están fundadas en derecho y en los hechos". Añade que "hay que
acompañarlo de una atención al discurso del otro que revele todo lo que
en ese discurso pueda demostrarse que es falso (en las cuentas o en el
enunciado de los hechos)" (11).

Aquí reside la significación de las respuestas de Juan de Mata Ribera y
de Espartaco a Martí. Ellas dan cuenta, testimonian un instante de
emancipación, por fugaz que haya sido. Orestes prometió que respondería,
pero se olvidó de hacerlo en el boletín del 23. El 25 de julio Espartaco
debió darse cuenta de que no tenía sentido seguir hablándole a la pared.
Recordemos sin embargo lo que ellos lograron: callar, si solo por un
instante, la oratoria ensordecedora y restablecer, para ellos y para
nosotros, los derechos del interlocutor.

Obras citadas

Estrade, Paul. "Un 'socialista' mexicano: José Martí". Casa de las
Américas 82. Vol. XIV, enero-febrero, 1974.

Franyutti Herrera, Alfonso. Martí en México. México: Consejo Nacional
para la Cultura y las Artes, 1996.

La Iberia. "Un recuerdo". 12 de octubre de 1875. p. 1.

Martí, José. Obras Completas 2. Ed. crítica. La Habana: CEM, 2000.

Mestas, Juan E. El pensamiento social de José Martí: Ideología y
cuestión obrera. Madrid: Editorial Pliegos, 1993.

Núñez y Domínguez, José de J. Martí en México. México: Imp. de la
Secretaría de Relaciones Exteriores, 1933.

Rancière, Jacques. "La escena revolucionaria y el trabajador emancipado
(1830-1848)". Historia Social. No. 2 (Autumn, 1998). 3-18.

Ruiz Castañeda, María del Carmen y Sergio Márquez Acevedo. Diccionario
de seudónimos, anagramas, iniciales y otros alias usados por escritores
mexicanos y extranjeros que han publicado en México. México:
UNAM/Instituto de Investigaciones Bibliográficas, 2000.

Trujillo Bolio, Mario. Operarios fabriles en el valle de México. México:
El Colegio de México, 1997.

[1] Es importante tener presente esto: Orestes escribe, en efecto,
literalmente hablando, como mexicano.

[2] María del Carmen Ruiz Castañeda y Sergio Márquez Acevedo.
Diccionario de seudónimos… 445-446.

[3] Irónicamente El Socialista era de tendencia reformista, y en este
sentido promovía una conciliación entre el capital y el trabajo acorde
con la de Revista Universal. Mario Trujillo Bolio comenta que El
Socialista, vocero del Gran Círculo de Trabajadores de México, más que
alentar las medidas radicales cuando se presentaban las reivindicaciones
laborales, más bien promovió el acercamiento de los operarios con las
autoridades gubernamentales "para resolver los conflictos" (Operarios
fabriles 217).

[4] Administrador de la Revista Universal.

[5] probablemente quiso decir "desagradecidos". Orestes había calificado
a los trabajadores despedidos de "no agradecidos".

Murió Liborio Noval, fotógrafo de la 'corte' de Fidel Castro


Murió Liborio Noval, fotógrafo de la 'corte' de Fidel Castro
La Habana 30-09-2012 - 10:30 am.

Liborio Noval, fotógrafo dedicado por años a idolatrar la figura de
Fidel Castro, murió el sábado a los 78 años de edad en La Habana,
informó ANSA.

Noval, quien era publicista, dejó esa labor en 1959 para convertirse en
fotorreportero y propagandista de los acontecimientos políticos en Cuba.

El fallecido acompañó a Castro en sus viajes al extranjero por décadas.

Una de las primeras figuras que fotografió fue al guerrillero y médico
argentino-cubano Ernesto Che Guevara, a quien solía acompañar a hacer
"trabajos voluntarios" dominicales en la década de los años 60.

Noval fue considerado por una publicación oficial como "uno de los más
grandes testimoniantes en imágenes de la obra de la Revolución Cubana y
su pueblo".

En 2011 recibió el Premio Nacional de Periodismo.

Liberados en Cuba, periodistas italianos denuncian que el material realizado por ellos fue destruido


Liberados en Cuba, periodistas italianos denuncian que el material
realizado por ellos fue destruido

Deberán afrontar un proceso administrativo y no penal, que probablemente
terminará con su expulsión de la Isla, informó la Embajada de Italia en Cuba

Agencias, Roma | 30/09/2012 8:26 am

Los periodistas italianos detenidos en Cuba este viernes fueron puestos
en libertad y serán juzgados por un delito de inmigración, informaron
fuentes diplomáticas italianas, según reporte de Efe.

Los periodistas habían viajado a Cuba para entrevistar a Reiver Laborde
Rico, de 24 años, que está acusado por la Justicia italiana de haber
participado en el asesinato de un matrimonio italiano el pasado 19 de
agosto en Lignano Sabbiadoro (norte).

Su hermana, Lisandra, se encuentra detenida en Italia tras haber
confesado haber asesinado a la pareja de ancianos.

Según la Embajada de Italia en Cuba, los periodistas tendrán que
afrontar un proceso administrativo y no penal, que terminará seguramente
con su expulsión del país.

Los informadores llevaban pasaportes con un visado turístico y no el que
se exige para ejercitar tareas periodísticas en el país, añade el
reporte de Efe.

La página de Internet del telediario TgCom24, que pertenece al grupo
Mediaset, informó este sábado de que el día anterior fueron detenidos la
periodista de este medio Ilaria Cavo; el cámara que la acompañaba, Fabio
Tricarico; el redactor del diario Messaggero Veneto, Domenico Pacile y
el fotógrafo del Corriere della Sera Stefano Cavicchi.

Tras varias horas de detención, los periodistas fueron puestos en
libertad, pero explicaron que todo el material gráfico y audiovisual que
habían realizado fue destruido.

Los reporteros fueron arrestados en Camagüey, cuando seis agentes
entraron en casa del sospechoso mientras le estaban entrevistando y les
condujeron a La Habana.

El diario Messagero Venero publica este sábado un artículo de Pacile con
declaraciones de Reiver Laborde Rico en la que el joven cubano afirma
que es inocente y que no ha huido a Cuba, pues tenía desde hace tiempo
su vuelta programada ya que iba a nacer su segunda hija.

Asimismo, asegura que su hermana no cometió el homicidio y que la
Policía italiana "le ha obligado a decir estas cosas".

Las víctimas italianas, Rosetta Sostero y Paolo Burgato, fueron halladas
degolladas el pasado 19 de agosto en su casa y según los investigadores
conocían a los asaltantes.

El arresto de Lisandra fue posible gracias a los análisis del ADN de las
muestras halladas en el lugar de los hechos, que revelaron, además, que
los autores del asalto eran un hombre y una mujer.

Los investigadores creen que el motivo del crimen fue un intento de robo
que fracasó y que acabó en el doble asesinato.

Sumar y restar

Médicos, Salud Pública, Denuncia

Sumar y restar

Lo que ocurre en Cuba se conoce primero en el extranjero y luego, de
rebote, en la Isla

Alejandro Armengol, Miami | 30/09/2012 9:34 am

El sitio web Cubainformación, con sede en el País Vasco (España), que
responde a los criterios del régimen cubano, dice haber recibido "la
verdadera carta" firmada por cirujanos del hospital "Calixto García" de
La Habana, donde se denuncian las pésimas condiciones para médicos y
pacientes que prevalecen en esa institución hospitalaria.

Cuando digo que Cubainformación responde a los criterios del régimen
cubano estoy simplemente estableciendo un hecho: visite el portal de ese
sitio y no encontrará una palabra que se aparte de la retórica
castrista. Digo esto porque con frecuencia escucho hablar de prensa
alternativa e independiente, al referirse a unos órganos de propaganda
que se limitan a seguir los dictados de La Habana.

Se puede argumentar que buena parte del contenido de CUBAENCUENTRO
refleja los criterios del exilio, lo que es normal de acuerdo a su razón
de existencia. Sin embargo, esto no significa que dicte o siga una pauta
establecida por cualquier sector del exilio, ni político, ni económico y
ni siquiera cultural. (No es una opinión desinteresada: soy director
editorial de CUBAENCUENTRO.)

CUBAENCUENTRO, tras recibir la misiva dirigida al Gobierno cubano,
divulgó el pasado 20 de septiembre la carta con el título "Denuncia de
médicos cubanos", que luego fue publicada en blogs del exilio, así como
otros medios de prensa internacionales.

Cubainformación considera que el contenido ha sido manipulado, al
omitirse frases "que reconocen el esfuerzo de la Revolución en el campo
de la salud pública".

Dice además que se han añadido párrafos que "cambian completamente el
tono y el mensaje de crítica constructiva del original" que, aseguran,
es el que ese medio ha publicado.

CUBAENCUENTRO reprodujo la carta tal como la recibió, de una fuente
confiable, y lo fundamental en este caso es que la carta es real: un
grupo de médicos cubanos sintieron que la única manera de ser escuchados
era escribirle directamente al Presidente de la nación, ya que todos los
anteriores intentos habían resultado infructuosos. No lo fueron, el
poder central en Cuba hizo caso sordo a sus protestas. Solo se han
realizado ciertas reparaciones cosméticas. Es ahora, cuando el contenido
de la carta se ha divulgado en el exterior, que el caso sale a la luz
pública. Es decir, lo que ocurre en Cuba se conoce primero en el
extranjero y luego, de rebote, en la Isla.

Lo demás es en cierta medida un ejercicio de suma y resta. El sitio
digital procastrista puede afirmar que a la carta se le añadieron
párrafos y otros sitios y blogs anticastristas podrían decir también
que, por temor, a la carta original se le suprimieron párrafos cuando se
envió al gobernante Raúl Castro.

¿Hay una versión para Cuba y otra para el exterior? No sé. Lo que sí sé
es que ambas versiones coinciden en que el "Calixto García" es un
desastre y que desde que se envío la carta a Castro, aparentemente hace
más de un año, poco se ha hecho para solucionarlo. Vergüenza para el
Gobierno cubano.

Dos aspectos a señalar: uno es que CUBAENCUENTRO no añadió párrafo
alguno al texto. Otro es que el régimen totalitario es el único
responsable de que exista una necesidad imperiosa de publicar textos sin
firmas, noticias sin confirmar por dos fuentes independientes y
versiones de hechos que no vienen respaldadas por un análisis objetivo.

Cualquier blog o sitio noticioso establecido en el exilio, sea Diario de
Cuba, Café Fuerte o Penúltimos Días, para citar unos pocos, hace mejor
trabajo que el vetusto Granma con sus noticias enmudecidas. Y por
supuesto, lo hacen con muchos menos recursos. Esto para no incluir a la
prensa establecida y las agencias de noticias.

En fecha reciente un video de la televisión cubana, que intentaba
desprestigiar a un grupo de opositores pacíficos que realizaron una
huelga de hambre, terminaba con una queja periodística: ¿por qué la
prensa internacional no se hacía eco del comienzo del curso escolar, la
atención médica y el proceso de elecciones en marcha? La pregunta deben
comenzar por hacérsela a Granma. ¿Por qué el periódico oficial cubano no
ha investigado lo que ocurre en el hospital "Calixto García"? ¿Por qué
la prensa oficial de la Isla no ha hablado de lo que pasó con Sirley
Ávila León, la delegada del Poder Popular de la circunscripción 37 de
Limones, en el municipio Majibacoa, que denunció públicamente el cierre
de una escuela rural en su comunidad? Cuando la delegada vio que no era
escuchada, concedió una entrevista a Radio Martí. Los funcionarios del
Poder Popular y el Partido Comunista de Cuba de Majibacoa, y hasta de
Las Tunas, dijeron en una entrevista que ella no podía ser más delegada.
Sin embargo, fue ratificada en una votación popular.

En ocasiones, el régimen cubano censura hasta noticias que podrían
presentarle bajo una luz favorable, por el simple hecho de que no han
sido autorizadas por un nivel superior.

Esto, sin embargo, no es lo más grave. Lo que preocupa realmente, desde
hace mucho tiempo, es la represión contra los periodistas,
independientes, nacionales, extranjeros y, por supuesto, hasta
oficialistas. No es, claro está, el único sector de la sociedad cubana
en que se abusa del poder y se violan los derechos humanos y ciudadanos.

El periodista independiente Calixto Martínez Arias, quien reveló
recientemente la existencia de cólera y dengue en Cuba, fue acusado de
desacato a las figuras de Fidel y Raúl Castro, y podría recibir una
sentencia de hasta tres años de cárcel.

Martínez fue detenido cuando se dirigía a un área cercana al Aeropuerto
Internacional "José Martí" para investigar sobre toneladas de medicinas
donadas a Cuba por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cuales
se habrían echado a perder por las deficientes condiciones de
almacenamiento. Este caso tampoco ha salido en la prensa oficial.

¿Un periodista independiente acusado de desacato? ¿En qué trinchera
estaba? ¿Qué puesto de combate abandonó? ¿Cuál guerra?

Poco cabe añadir ante una situación tan grave como la de la prensa en
Cuba, reconocida desde hace años en todo el mundo. Un estudio divulgado
en fecha reciente por el grupo Freedom House, y que abarca el período
comprendido entre enero de 2011 y mayo de 2012, concluyó que Cuba
continúa siendo uno de los entornos más represivos para Internet y las
tecnologías de información y comunicación.

Una situación que obliga a quienes viven en la Isla a llevar sus
denuncias al extranjero. En muchos casos no lo hacen por ser
contrarrevolucionarios o enemigos del Gobierno. En muchos también
quisieran que sus problemas se resolvieran con la participación de los
organismos gubernamentales. No buscan que los invadan desde Miami y "les
quiten sus propiedades", como tanto repiten unos pocos papagayos en
Cuba. Simplemente quieren soluciones.

Según Cubainformación, en "la carta verdadera" los 62 profesionales
médicos firmantes muestran no solo "su preocupación por la situación de
ese centro de salud", sino también "su disposición a colaborar en la
solución de sus graves problemas".

Perfecto. Si a este párrafo se hubiera añadido que hasta ahora su
preocupación no ha sido oída y que la solución no existe en estos
momentos, Cubainformación estaría realizando un beneficio a la verdadera
causa cubana, no a la política ni al exilio: a la realidad del país.

Lo que resulta es que, para ser escuchados en la Isla, cada vez más los
cubanos tienen que gritar desde el exterior, y especialmente desde el

Lo demás es complacencia de turno ante una vieja tiranía, oportunismo o,
simplemente, baba.

Cineasta y director de teatro cubano denuncia censura de las autoridades culturales de la Isla

Censura, Teatro

Cineasta y director de teatro cubano denuncia censura de las autoridades
culturales de la Isla

Han obstaculizado la puesta en escena de La Hijastra con argucias como
la ausencia de personal técnico, así como problemas con el aire
acondicionado y el sonido de la sala, hasta terminar por suspender el
espectáculo y anunciar las últimas funciones

Redacción CE, Madrid | 30/09/2012 12:17 pm

El cineasta y director teatral habanero Juan Carlos Cremata (1961) ha
denunciado a las autoridades culturales de la Isla por censurar e
impedir que se mantenga en cartelera su obra La Hijastra, una propuesta
que critica duramente la realidad cubana, reportó el sitio digital Café

Cremata, también realizador de dos de los filmes cubanos más premiados
en eventos nacionales e internacionales (Nada y Viva Cuba), sostiene en
un correo electrónico divulgado el pasado viernes que a pesar de que la
obra se exhibe "a sala abarrotada", las autoridades de Cultura han
venido obstaculizando la puesta en escena con argucias como la ausencia
de personal técnico y el funcionamiento "deficiente" del aire
acondicionado y de los equipos de sonido de la sala, entre otros.

Por ello, el director teatral cubano señala en su mensaje que "La
censura evoluciona también y adopta nuevas vías, tácticas o maneras de
no dejar hacer".

Café Fuerte reporta que, tras el estreno de la obra, una comisión del
Centro de Teatro de la Habana y del Consejo Nacional de las Artes
Escénicas visitó a Cremata para "cuestionarle algunos elementos de su
versión, luego de que las autoridades culturales recibieran un 'aluvión
de quejas'".

Cremata, quien dirige el grupo teatral El Ingenio, encargado de la
puesta en escena, indica que, "aludiendo a un reajuste de la
programación", la dirección del Centro Cultural Bertolt Brecht, ha
decidido suspender el espectáculo y ha anunciado las últimas funciones
de La Hijastra.

La puesta en escena, basada en la obra del novísimo dramaturgo cubano
Rogelio Orizondo, ha sido calificada por la publicación Cuba Escena —la
única, en el contexto cultural de la Isla, que se ha ocupado de
reseñarla— como "la más completa y coherente de las realizadas por El
Ingenio, a pesar de la ferocidad de las escenas y desmesura consciente
de un director que nos obliga a tragar en seco".

Orizondo retrata a una adolescente sin brazos llamada Suly, quien,
huérfana de madre suicida, ha quedado a cargo de su padrastro Mateo, un
personaje repugnante y abusivo. Otros personajes de la obra son Ricardo,
compañero de Mateo en sus perversidades, y Dalia, su esposa, quien
perdió a sus hijos en un naufragio, según la sinopsis descrita en el
blog Enfoque Cubano.

Cremata ha conseguido subrayar el decadente panorama descrito por
Orizondo con la recreación de un vertedero de basura de donde emergen
los personajes bajo la presencia de una imagen del presidente venezolano
Hugo Chávez con un cartel que reza: "Bienvenido a tu tierra hermano",
añade el periodista Wilfredo Cancio Isla en Café Fuerte.

La versión del creador habanero ofrece unos personajes "que juegan con
banderitas cubanas de papel como las que se emplean en celebraciones
patrióticas", afirma el periodista. En ella "se proyectan imágenes
pornográficas con un acto de felación, un personaje se masturba en la
escena y los gestos obscenos gobiernan las acciones a la vista de un
busto del prócer José Martí", agrega Cancio Isla.

En su correo, el director de teatro anima al público a ver las últimas
funciones de la obra, a pesar de las dificultades.

"Así que si quiere disfrutar o llevarse su propia opinión acerca del
espectáculo LA HIJASTRA no deje de venir a las últimas funciones que,
parece, se nos van a permitir hacer, quizás a la luz de una vela o
abanicándonos con una penca", señala.

Hoy domingo tendrán lugar las últimas funciones de La Hijastra en la
sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht de La Habana, indica
Café Fuerte.

A continuación, el contenido del correo electrónico de Juan Carlos Cremata:

Queridos amigos

La CENSURA evoluciona también y adopta nuevas vías, tácticas o maneras
de NO dejar hacer.
Como nadie se atreve a hacer frente y poner el rostro a una lectura
enferma de una realidad desgraciadamente también enferma…
y A PESAR de estar dando funciones a TEATRO ABARROTADO al doble de su
capacidad —lo cual curiosamente redunda en un "estímulo" monetario a los
técnicos del teatro y no a los actores, cosa que a su vez parece no
preocupar NUNCA MÁS a ningún "especialista" o "cuadro dirigente" de las
Artes Escénicas—…

más allá de resistirse ya no al pago en la realización sino además y
sobretodo a la transmisión de los SPOTS publicitarios en la televisión…
la total exclusión de referencias o críticas en la prensa escrita para
no dejar constancia y tal y como si la obra jamás se hubiese puesto en
escena, o sea, el fenómeno cultural NO existió…
y a contrapelo con la "política" que parecía ya establecida y ganada
de que hay espectáculo sobre la escena mientras haya público que quiera
ahora la dirección del Centro Cultural Bertolt Brecht aludiendo a un
reajuste en la programación, asume la suspensión del espectáculo y
anuncia las últimas funciones de LA HIJASTRA
cuando además ya se realizaron funciones, por ejemplo:
- sin la presencia de un jefe de escena, habiéndonos avisado sólo 10
minutos antes del inicio del espectáculo de su ausencia y con la llegada
tarde de algunos técnicos.
- con aire acondicionado a veces "deficiente" (curiosamente sólo en
algunas funciones pero NUNCA en una reunión o en las noches en que
coincide con la presencia de alguien del Consejo de las Artes Escénicas
o el Centro de Teatro en el público) provocando por supuesto la
indignación de espectadores que pagaron su entrada.
- con un sonido más que molesto a veces (curiosamente también en las
funciones en que no hay presencia de ningún representante de la
autoridad de la escena en nuestro país) e incluso la "desaparición" del
técnico de sonido que durante las horas de la función había ido a
visitar a su mamá que vive cerca (¿el estado paga las visitas a las
madres durante las horas de trabajo?)
- la afectación en nuestro reducido espacio destinado durante la
semana para el ensayo de una obra que está en cartelera y en cambio
subir sobre nuestra escenografía otros colectivos que se paran sobre
nuestro esfuerzo teniendo el centro otra sala vacía al mismo momento
ahora sólo nos falta la modalidad, ya acostumbrada también en otras
ocasiones, de la cancelación del fluído eléctrico y que ya estamos
esperando de un momento a otro.
Es decir: nada está censurado pero nada se puede hacer por "problemas
ajenos a nuestra voluntad" o como rezaba un cartel en nuestra película
NADA: "el bebedero funciona pero no hay agua"
O como lo que pasó también, en uno de los festivales de cine de la
Habana donde se programó la proyección de la película alemana LA VIDA DE
El filme se proyectó en una sala pequeñísima donde además no se dejó
entrar a ningún espectador.
Nadie puede decir que la película no se proyectó… aunque no hayan
dejado que nadie la vea y la gente se haya quedado afuera protestando
ante las puertas cerradas.
Ahora resulta por ejemplo que tampoco nunca han existido las famosas
"listas negras" de autores y o cantantes o interpretes "prohibidos", que
nadie las ha firmado y que nosotros mismos nos hemos autocensurado y
autocastigado al no oír o dejar escuchar públicamente alguna que otra
canción que TODO el mundo conoce y que incluso en las más altas esferas
se escuchan a escondidas y que quieran o no negarlo SON REPRESENTANTES a
nivel mundial de la CULTURA CUBANA
Alguien decía hace poco que la "doble moral" no existe, claro, lo que
hay es precisamente ausencia de moral alguna.
Así que si quiere disfrutar o llevarse su propia opinión acerca del
espectáculo LA HIJASTRA no deje de venir a las últimas funciones que,
parece, se nos van a permitir hacer, quizás a la luz de una vela o
abanicándonos con una penca.
Pero nadie podrá decir que la obra se canceló, aunque no haya podido
verla todo el público que quiere y se quede gente afuera sin poder entrar.
Quien sabe si a lo mejor también después de esto, nos dejen hacer
alguna otra cosa o nos coloquen un "especialista" que controle o vigile
lo que hagamos.
Apúrese a ver LA HIJASTRA o dígale a quien quiera verla que llegue
temprano porque las entradas "vuelan" y la capacidad es limitada.

Saturday, September 29, 2012

Detienen a otro colaborador de Hablemos Press

Detienen a otro colaborador de Hablemos Press
septiembre 29, 2012

El periodista independiente Carlos Ríos Otero, colaborador del Centro de
Información Hablemos Press, fue detenido este sábado en su domicilio de
la calle San Benigno, en la barriada habanera de Santos Suárez, y
conducido a la estación de la PNR de la calle Aguilera, en Lawton.

Según refirió a su colega y vecino Jaime Leygonier,
Ríos Otero se negó a acudir a una citación que le entregaron agentes de
la Seguridad del Estado la víspera, para el mismo viernes a las 5 PM,
debido a que ésta no cumplía con los requisitos de la ley. El papel no
tenía firma ni cuño, y estaba ilegible.

Cerca del mediodía del sábado se personó a buscarlo en su domicilio un
oficial de la Seguridad que se hace llamar "teniente Orestes".

Ríos Otero, quien también administra el blog Contracandela, ha estado
trabajando en una campaña para que los cubanos anulen sus boletas o
escriban en ellas NO (Nación Opositora) durante las elecciones
municipales del Poder Popular el próximo 21 de octubre. Los electores
cubanos no pueden votar por los diputados provinciales y nacionales.

En su última entrada en Contracandela el autor se refiere a los rumores
en la isla sobre la salud y la prolongada ausencia física y
"reflexionante" de Fidel Castro. Según Ríos Otero, algunos de ellos
especulan que está entubado y sobrevive artificialmente, algo que no se
informaría hasta después de la instauración de la VIII Legislatura del
Poder Popular el 24 de febrero del 2013, pues, "de informarse ahora la
'desgracia' podrían aumentar los NO en las boletas de dicha farsa".

Hablemos Press ha asestado duros golpes al habitual secretismo
informativo del gobierno cubano, al reportar en primicia noticias como
la muerte de 26 personas por hipotermia en 2010 en el Hospital
Siquiátrico de Mazorra.

Calixto Martínez, un reportero de la agencia que destapó las noticias
sobre los recientes brotes de cólera y dengue en la isla, fue detenido
en días pasados mientras realizaba un trabajo periodístico, acusado de
Desacato a Fidel y Raúl Castro y enviado a la prisión de Vallegrande en
espera de juicio, lo que ha provocado protestas de la Sociedad
Interamericana de Prensa y Reporteros Sin Fronteras.

Redes sociales en función de liberar a periodista cubano

Redes sociales en función de liberar a periodista cubano

El periodista independiente Calixto Ramón Martínez ha sido víctima de
reiterados arrestos en lo que va de año y se le acusa de desacato a las
figuras de Fidel y Raúl Castro.
septiembre 28, 2012

Integrantes del Centro de Información Hablemos Press exigen la libertad
del periodista independiente Calixto Ramón Martínez con una campaña en
las redes sociales.

Según explicó Roberto de Jesús Guerra, director del Centro de
Información, las personas pueden mostrar su solidaridad a través de la
cuenta en twitter @liberenacalixto y de la página recién creada en

Calixto Ramón Martínez Arias, de 42 años de edad y graduado de
Periodismo en un curso impartido por la Universidad Internacional de la
Florida en La Habana, fue detenido el 16 de septiembre cuando realizaba
una investigación.

En estos momentos se encuentra detenido y acusado por desacato a las
figuras de Fidel y Raúl Castro, delito contemplado en el Art. 144.1 del
Código Penal.

El comunicador, que integra el Centro de información Hablemos Press
desde 2009, ha sido víctima de reiterados arrestos en lo que va de año.

En junio pasado el periodista reveló la existencia de un brote de cólera
en Bayamo, y en agosto advirtió sobre la aparición de casos de dengue en
la isla, información conocida por la población antes de que el gobierno
lo admitiera públicamente.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), mediante un parte de prensa,
condenó la acusación por el delito de desacato contra el periodista

The General, ‘Reforms’ and the Myth of the Renewal of the ‘Model’

The General, 'Reforms' and the Myth of the Renewal of the 'Model' /
Miriam Celaya

Six years after the Proclamation in which Fidel Castro delegated almost
all power to his brother, and four years after Raul Castro officially
took the reins of government, almost all optimism about the possible
beginning stages of transformations to advance the economy in Cuba have
faded. Much less can there be any illusions regarding freedoms and rights.

Wrapped in his aura of "a pragmatic man" — based on projects carried out
in the '90s, when he was Minister of the Revolutionary Armed Forces
(FAR) and created joint ventures, with the participation of elite and
"trusted" officers, in hard currency economic activities: tourist-hotel
complexes, stores, restaurants, etc. — General Raul Castro has become
another failed hope for those who aspire to any economic opening, even
if moderate, with a greater involvement from ordinary Cubans, as well as
for those who thought that such an opening would lead to a gradual
lifting of the numerous restrictions that annul and restrict any
possibility of citizen prosperity.

Four years is the usual time allotted to the president of a democratic
society to develop a government program and demonstrate its
effectiveness and capacities in a nation, a period during which the
reduction in poverty and the creation of jobs are usually permanent
objectives and two of the most important indicators of progress of every

In Cuba, however, after this period of time, not only is there no
government program with clearly established goals and timelines — even
the mere promise of a daily glass of milk for every Cuban is an
insoluble economic challenge for the government — but there exists an
explicit demonization of individual prosperity endorsed in an open war
against "enrichment," while officially announced layoffs have affected
more than 1,300,000 workers. No government of a free society could
survive such nonsense.

This calamitous socioeconomic state has led the general-president to
offer his oft repeated phrase of "introducing structural and conceptual
changes," a line meant to distract public opinion as well as to delude
the unwary. It is, in reality, a diversionary tactic to allow the ruling
elite, instead of improving the situation or generating social benefits,
to gain what we Cubans are losing: time. An apparently reformist
discourse to disguise a retrograde and twisted economic policy and the
complete lack of any intention to introduce changes.

So, in the last two years the masquerade of an opening was carried
forward through the proliferation of tiny businesses, while at the same
time an attempt was made to legitimate a state of permanent
experimentation — in both the economy and in issues inherent to
citizens' rights — which on the one hand justifies the slow application
of the so-called "reforms," and on the other gives the government
impunity, the grace of eternity, and the present and future arbitration
over every aspect of national life, be it the economy, politics, or any
other niche of society.

Against the 'reforms'

In any event, it was a timely retirement. The General himself was in
charge of assuring that this time there would be no retreat on
self-employment, as had happened during the '90s. Let no one doubt,
under Raul's regime self-employment had come to stay. What's more, there
would be no discrimination against the self-employed and the dignity of
individual effort would be recognized. In the excitement of the economic
plans of small family businesses as a palliative to the national misery,
self-employed workers seemed to have become the Revolutionaries of our time.

But, indeed, it was barely the mirage of a moment, because it soon
became evident that some family businesses, despite being in unequal and
unfair competition with the State, not only survived, but were more
attractive than their peers in the State sector. Many sellers of
clothing, footwear and accessories have better prices, as well as
products of better quality and variety which — in the absence of an
internal wholesale market — are sent by their families abroad. Some even
offer articles not sold in the hard currency stores.

Something similar happened with the private restaurants: the owners of
these businesses receive products and supplies from abroad that cannot
be purchased in this country, or whose prices in the domestic market are
prohibitive. As a consequence, and given that their earnings depend on
their own effort, the quality of the food and service in the private
restaurants is greatly superior to that of the State's.

The official reaction shows that retreat on the reforms is not only
possible, but inherent in the system. Recent actions include the
increase in customs tariffs against imports, and exaggerated
hygiene-sanitary measures against the private restaurant sector (not
also enforced on the filthy State establishments), added to the other
burdens placed on self-employment such as abusive tax rates and the
corruption of inspectors and other officials.

As an aggravating factor, self-employment remains illegal under the
constitution, as to date there has been no repeal of Article 21, which
established that "the ownership of the means and instruments of personal
or family labor cannot be used to obtain profits through the
exploitation of the work of others." This is a situation that allows the
authorities to walk back or stop the process "until adjustments are made
in the pertinent laws."

Currently, the issuance of license for self-employment has slowed
greatly, while the return of licenses already issued has accelerated.
Everything indicates that self-employment became too broad a task for
State control, and too narrow a horizon for the aspirations for
prosperity for many of the proto-entrepreneurs who chose this route as a
possible path.

Now the most recent of the Raul regime's proposals is the oldest
"innovation" in the world, to be applied "experimentally" in Cuba:
non-State cooperatives. Which, of course, shouldn't be understood
literally as cooperatives independent of the State. This initiative
hides under the induced historical amnesia that the Cuban people suffer
from, given that before 1959 there were numerous independent
cooperatives on the Island which worked perfectly: taxi drivers,
restaurants, various trades, and even doctors and lawyers. Why
"experiment" in something that is known and whose efficiency is more
than proven? Undoubtedly, this is another scam that is added to the list
of well-tried reforms.

The Cuban "model" and its "renewal" that won't be

We've all heard the general-president speak of "the Cuban model" when it
comes to economics. To "renew" this "modal" has been his roadmap, the
backbone of his government endorsed program (?!) in a set of guidelines
almost no one remembers.

Few Cubans, however, could describe the concept. What elements support
the existence of a Cuban economic model? Did the numerous (innumerable)
economic failures derive from the preposterous plans of Castro I,
indisputable architect of the national ruin? Is the more than half a
century record of moving from first place to last place in this
Hemisphere surpassed only by Haiti in misery?

Are the galloping corruption, the chronic inefficiency, the insufficient
salaries, the barriers and immobility, more appropriate hallmarks for
defining a "Cuban model"? And if so, in what sense would it be renewed?
Is there anything salvageable in the supposed model? It's a rhetorical

The essential contradiction facing the government today lies in the
impossibility of achieving economic progress or furthering reforms
while, at the same time, repressing individual liberties. The system's
totalitarian character doesn't allow any movement; this is the lesson
that the government has learned over these four years.

What Cubans have learned is that there will be no true reforms generated
from government initiatives, while all the conditions still have not
matured for proposals for change to be generated by citizens. For the
government, the only thing left is repression as a means of survival.
For Cubans all that is left is the dilemma between rising up and emigrating.

There will be no solution to the crisis in Cuba as long as the United
Nations Human Rights Covenants, signed by the government itself in
February 2008 and never ratified, are complied with, but it is the job
of Cubans themselves to see that these don't become another waste of
paper. The only possible and effective renewal in Cuba today is the
recovery of civil society, the restoration of the Rule of Law, and of

From Diario de Cuba

20 September 2012

Fleeing from Wise Monkeys

Fleeing from Wise Monkeys / Ivan Garcia
Ivan Garcia, Translator: Unstated

I am not given to interviews. Nor do I like them. Ninety percent of the
time I turn down requests for them. A journalist's role is to question,
investigate, analyze and write. What I like about print journalism is
the anonymity. Information, news, reporting or chronicling are what
matter. Not the author.

I am caught between two currents. Government media outlets have accused
me of being "counterrevolutionary." Just like that, nothing more. I have
never visited the United States Interest Section in Havana and I do not
connect to the internet at an embassy. I swear it is not because of some
neurosis. It is that I am disgusted by diplomats' tendency towards flattery.

I pay 15 CUC out of my own pocket for two hours of time and once a week
I go online from a Havana hotel. My first priority is to send my
dispatches and, if time permits, I read online journals in Spanish and
copy some texts, usually sports stories and world news.

The internet connection in Cuba is slow and the minutes remaining do not
leave enough time to read emails or to visit Facebook, Twitter or Linkedin.

I would like to be able to read more blogs by renowned journalists from
major media outlets directly, but I have to make do with links my mother
sends to my email address. Once a week I copy them on USB's, and later
calmly open and read the articles on my laptop at home.

A news story captures the reality of the person writing it. No matter
how much one may try to be balanced and objective, the article always
somewhat reflects the journalist's views.

I flee from wise monkeys, those whose egos are so big they often keep
two beds in their rooms—one for themselves and one for their egos. No
blog can completely capture the complex Cuban experience.

There are hookers, male prostitutes and gays disgusted by the economic
inefficiency of the government. There are also people who believe in
socialism and are confident that Raúl Castro's reforms will work.
Whatever beliefs one has, they should not be an impediment to dialog and
the possibility of building bridges.

I like to write about losers. Or winners who are about to become losers.
We are all Cubans. We do not all have to think the same way, nor should
we. That would be very boring. When the government understands that it
cannot govern only for the benefit its supporters, it will grow strong.

Some accuse me of being very critical of the dissidents. Once I
described them as "banana dissidents," which made me a countless number
of "enemies." They did not shoot me because they couldn't. Instead they
chose to accuse me of being a "security agent" and other such nonsense.
For its part the government writes me off as a "mercenary." This is the
price one pays for having one's own standards. I am a bothersome journalist.

But I do not see why people who think differently cannot have a civil
discussion. We must stop gritting our teeth and clenching our fists and
learn how to accept our differences. It is very easy to accuse and
defame. It would be healthy to erase all these human miseries and
distrusting attitudes.

The future of Cuba will be decided in ten years time. Perhaps less. All
Cubans, whatever our beliefs, should put forth our best efforts to
change and improve society. When we learn to say "I do not agree with
you" instead of the more typical "you are mistaken," we will grow as a

September 26 2012