Thursday, November 10, 2016

La victoria de Trump sacude a los cubanos de la Isla

La victoria de Trump sacude a los cubanos de la Isla
DDC | La Habana | 9 de Noviembre de 2016 - 22:57 CET.

Mientras el Gobierno de Raúl Castro guarda silencio, muchos cubanos se
preguntan qué pasará con las relaciones con Washington ahora que Donald
Trump ha ganado la Presidencia estadounidense.

La candidata demócrata, Hillary Clinton, había prometido continuidad en
el giro político de la Administración de Barack Obama hacia La Habana,
pero Trump ha dicho que revertirá las órdenes ejecutivas del actual
mandatario y buscará presionar al régimen por un acuerdo más beneficioso
para Estados Unidos y los cubanos.

Algunos ciudadanos de la Isla consultados este miércoles por DIARIO DE
CUBA, expresaron decepción ante la elección de Trump y preocupación por
las medidas que pueda implementar su Administración. Otros mostraron
apatía o repitieron el discurso que machaca el Gobierno a través de sus
medios de prensa, sobre todo en lo referente a legisladores republicanos
de origen cubano.

"El futuro ahora es incierto, solo queda esperar a ver cómo se proyecta
Trump. Gran parte de mi familia por parte de padre vive en Estados
Unidos, y en estos momentos están divididos porque unos apoyaban a Trump
y otros a Clinton", dijo Liset, trabajadora de la tienda en divisas
Carlos III.

Interrogada sobre el senador cubanoestadounidense por Florida Marco
Rubio, afirmó: "Sé que pisotea a los suyos. Mi papá dice que la mafia
cubanoamericana lo apoya".

Para Luis, estudiante de Veterinaria, da igual Trump que Clinton. "Los
presidentes prometen una cosa y hacen otra… Mira aquí como estamos".

"El Trump ese, según dicen, es malo", declaró Pedro, carretillero en La
Habana Vieja. "La verdad, no conozco ningún presidente de Estados Unidos
que sea bueno. Obama vino, echó unas sonrisitas, un discurso lindo y
luego se fue y no cambió nada, así que esto es lo mismo con lo mismo".

"Pero no sé cómo en la Mesa Redonda se atreven a criticar a los
gobernantes de allá", matizó Pedro. "Que se ocupen de los de aquí y nos
dejen tranquilos a los carretilleros para poder ganarnos el plato de
comida", añadió.

A Lily, ama de casa, Trump no le gusta "nada". "Es un vulgar, un
grosero, un déspota y machista", afirmó.

Lourdes, trabajadora de un hospital, consideró que está "muy bien que
haya salido Trump".

"¿Ese es el que quiere hacer negocios con Cuba, no?", preguntó.

"Mi política es mi trabajo, mi bebé y mi jefa, que me paga gane quien
gane. Así que me da igual Clinton, que Trump, que Clintrump", afirmó
Carlitos, un cuentapropista.

"De Marco Rubio sé que es senador de Florida y salió reelecto", dijo
Yanet, estudiante de Medicina. "Era candidato a la Casa Blanca con los
republicanos, no soportaba a Donald Trump y ahora es amiguito de él. Es
hijo de cubanos y es el primero que los condena. Muy de derechas ese
Marco, de los que impiden que quiten el bloqueo", añadió.

"¿Marco Rubio? No hay peor cuña que la del mismo palo. Es descendiente
de cubanos y es fanático a jodernos. Parece que se avergüenza de serlo",
declaró Rudy, pintor que vende sus obras en una feria.

A juicio de Remberto, quien recoge objetos de la basura para limpiarlos
y venderlos, "quien sea o no presidente es problema de los Estados Unidos".

"Deberíamos ocuparnos de nuestros propios problemas, que estamos bien
jodidos. Gobierne quien gobierne allá nuestra realidad no va a cambiar
si no la cambiamos nosotros", añadió.

En declaraciones a la agencia EFE, el analista político y exdiplomático
Carlos Alzugaray opinó que en la Isla se abre una "incertidumbre
importante".

"Al pasar de demócratas a republicanos hay un cambio de signo y hay
elementos confusos", señaló. Sin embargo, aseguró que no percibe "mucho
nerviosismo ni preocupación" en el Gobierno de Raúl Castro.

"Trump adapta su discurso a las circunstancias (…) Si gobierna como un
hombre de negocios y protege los intereses económicos de Estados Unidos,
es posible que siga con la idea de flexibilizar el bloqueo o al menos no
ir hacia atrás en lo avanzado con Obama", analizó Alzugaray.

Si gobierna como hombre de negocios, Trump "quizá" podría suprimir
políticas estadounidenses que La Habana califica de injerencista y
destinadas a subvertir el orden político en la Isla, consideró
Alzugaray. Esas políticas son las dirigidas a promover la democracia y
defender los derechos humanos y libertades.

La estrategia hacia la Isla también "va a depender mucho" del equipo del
que se rodee el nuevo presidente, agregó Alzugaray.

"Pienso que ante todo un presidente debe ser humano (...). Revertir las
medidas sería un poco feo. Para qué traer división, si eso no lleva a
nada", declaró a EFE Pedro Roberto, ingeniero informático.

El músico Herman Mendoza confesó "reocupación" por las declaraciones que
ha hecho el presidente electo estadounidense sobre la política de Obama
hacia Cuba, aunque "es posible" que sus amenazas fueran solo una
"estrategia" electoral que después no se materialice, dijo.

"Pero el levantamiento del bloqueo parece imposible", consideró.

En medio de la sacudida que ha significado la victoria de Trump, los
cubanos desayunaron con un enorme anuncio en la portada del periódico
estatal Granma: una maniobra militar en todo el país para elevar "la
preparación de las tropas y la población para enfrentar las diferentes
acciones del enemigo".

Source: La victoria de Trump sacude a los cubanos de la Isla | Diario de
Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1478727496_26611.html

No comments: